Posted by comunicacion on December 16, 2016

Santo  Domingo.- El Ministerio de Salud investiga el origen de un brote de episodios diarreicos agudos que se ha registrado en la cárcel de San Pedro de Macorís, en que 18 privados de libertad fueron ingresados al hospital Dr. Antonio Musa y 51 recibieron tratamiento en un pabellón especial habilitado en el mismo reclusorio.

De inmediato, informa el Ministerio, los técnicos de Salud Ambiental ha procedido a proporcionarles reposición de líquidos por vía oral e intravenosa y Doxiciclina a las personas afectadas, a potabilizar y monitorear la calidad del agua y a buscar posibles cruces en el sistema de tuberías de la instalación o posibles doble entradas en las cisternas, aunque se pudo establecer que su manejo ha sido correcto, incluso con 3.0 de nivel de cloración.

 Asimismo, los técnicos de Salud Ambiental están verificando las modalidades de manipulación de los alimentos que sirve en el establecimiento, entre otros pasos; y se realiza un saneamiento total y profundo de todos los pabellones y se impartió a los privados de libertad una charla sobre higiene y manipulación de alimentos.

También, se ha fijado la presencia de tres médicos en la cárcel para reforzar al médico militar y apoyar la sala habilitada. De los almacenes del Ministerio se ha despachado suficiente solución de lactato salino y el Servicio de Emergencia 911 despachó unidades para en caso necesario trasladar pacientes al hospital provincial.

Otra disposición fue la búsqueda activa de posibles casos adicionales en el reclusorio entre personas que usan el agua de la misma fuente o consumieron los mismos alimentos que las personas afectadas, a los fines de prevenir su propagación al interior del recinto.

 

Dirección General de Comunicación Estratégica.

Distrito Nacional, República Dominicana.-

16 de diciembre de 2016.-