República Dominicana
Ministerio de Salud Pública

Alerta epidemiológica de los episodios de Conjuntivitis

Alerta epidemiológica No. 1, 23 de mayo del 2017

Desde la semana epidemiológica 18 de 2017 (primera semana de mayo) se ha producido un aumento sostenido de los episodios de conjuntivitis notificados al Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica(SINAVE), alcanzado 4 229 episodios atendidos en los centros de salud durante la semana 19, duplicándose el valor máximo esperado para la época.

La última epidemia de conjuntivitis que experimentó la población dominicana tuvo lugar durante el verano del año 2008, con inicio en la semana 34 y una duración de 15 semanas.

La conjuntivis puede ser causada por virus, bacterias, alérgenos y sustancias irritantes. Cuando es  causada por virus o bacterias puede propagarse fácilmente entre las personas y ocasionar epidemias. Las personas se contagian al ponerse en contacto con secreciones de las conjuntivas o vías respiratorias superiores de las personas infectadas, por medio de los dedos, ropas u otros artículos contaminados (aplicadores de cosméticos para los ojos, otros).

La enfermedad es más frecuente en áreas costeras de países tropicales con altas temperaturas y humedad. La lluvia, las edades extremas de la vida (aunque se presenta en toda la población), el hacinamiento y convivencia estrecha (siendo mayor la incidencia en espacios como escuelas, internados, unidades militares, centros deportivos y hospitales), así como el descuido de las normas higiénicas son factores que influyen en la incidencia y el aumento de los casos.

El período de incubación es de 12 a 72 horas, mostrando una poderosa capacidad de difusión al transmitirse por el contacto directo o indirecto y por intermedio de las microgotas de saliva. Por lo general los enfermos transmiten la infección mientras dura la fase aguda de la enfermedad, 5 días como máximo.

La mayoría de los casos de conjuntivitis son leves y mejoran por sí mismos, incluso sin tratamiento. Sin embargo, se debe acudir lo más pronto posible al centro de salud si la conjuntivitis se acompaña de los siguientes signos o síntomas de alarma: dolor moderado o intenso en los ojos, visión borrosa o sensibilidad a la luz, enrojecimiento intenso en el ojo, o cuando los síntomas duran más de 3 a 4 días. También las personas con sistema inmunitario debilitado, por ejemplo, a causa del VIH, tratamiento contra el cáncer, los recién nacidos o si se padece de afecciones preexistentes en los ojos.

 

Dada la situación el Ministerio de Salud Pública instruye: 

A la población general 

  • Seguir las recomendaciones específicas de prevención, tales como lavado frecuente de manos, evitar compartir artículos personales que facilitan el contagio, tales como lentes, pañuelos, toallas y almohadas. (Ver el documento Pautas de prevención y manejo de conjuntivitis actualizada a mayo 2017).
  • Evitar auto-medicarse. Las personas afectadas deben permanecer en su domicilio durante la fase aguda de la enfermedad y acudir al médico si presentan signos y síntomas de alarma.

 

A los centros de educativos y laborales

  • Enviar a la casa a toda persona (niño, adulto) que presente la enfermedad mientras la misma se encuentre activa, generalmente por período máximo de cinco días.
  • Disponer de agua corriente y jabón para el lavado frecuente de las manos.
  • Descontaminar superficies de múltiples contactos (manubrios, picaportes, pasamanos)
  • Orientar a los estudiantes, padres o tutores, personal administrativo, docente y trabajadores en general en las medidas específicas de prevención y manejo de la enfermedad.

 

Al personal de salud: 

  • Difundir las pautas de prevención y manejo de conjuntivitis a la población
  • Intensificar las medidas de higiene, especialmente el lavado de las manos antes y después de examinar a cada paciente.
  • Descontaminar sistemáticamente los equipos e instrumentos después de su uso.
  • Utilizar medidas de protección personal (guantes y bata) con los pacientes.
  • Registrar los episodios de conjuntivitis diariamente y notificar de forma semanal mediante el Epi-1.

 

A las direcciones provinciales y de áreas de salud:

  • Difusión de las pautas de prevención y manejo de la conjuntivitis a la población, centros educativos y laborales y a los servicios de salud públicos y privados, apoyándose en los medios masivos de comunicación, las organizaciones no gubernamentales, religiosas y comunitarias.
  • Monitoreo continuo de los episodios notificados a través de la plataforma web del SINAVE, para detección oportuna de brotes y reforzamiento de las medidas de control.

 

 

Print Friendly, PDF & Email
shares